miércoles, 16 de marzo de 2016

Dice A. J. Heschel que...

"La meta más alta de la vida espiritual no es acumular una riqueza de información, sino guarecer momentos sacros. En una experiencia religiosa, por ejemplo, no es un objeto lo que se impone al hombre sino una presencia espiritual. Lo que el alma retiene es el momento del vislumbre interior, más que el lugar donde el acto se produce” 

No hay comentarios:

Publicar un comentario