miércoles, 16 de marzo de 2016

Desprecio en vida...

Desprecio en vida
un solo pensamiento
que evoca, silencioso,
postrimería.
Esa nada fecunda
esa parálisis latente
que busca el instante
como último latido,
última despedida.
Revuélveme siempre,
obligado a sentir
a no dejar de vivir
instantes, minutos,
silencios, barullos
miserias, algarabías
antojos, momentos
momentos que sudan,
sudan amores
amores que buscan,
buscan clamores
clamores de días,
días que viven
viven  pensamientos
alejando ese punto
que deja como final;
para un poema
inacabado.

Solo permanece
el verso,
poema
perfume entre hojas
mezcla de tinta
convertido aroma
de silencios.

Adormezco la mente
cuando siento no estar;
no haber sentido
ni amado, ni gritado
ni tal vez derramado
sudor o lágrima.
Irme sin descubrir;
voltea el cielo mi nombre
enganchado esconde
huyendo de fuegos,
reclaman aullidos.
Despierto,
levanto y pienso
que me siento;
miro finalmente
parpadear constante
cana brillante,
frente el espejo.
Y entiendo:
mientras quede
un momento,
abrazaré viento
suspiraré luz
y viviré…
verso.


No hay comentarios:

Publicar un comentario