sábado, 13 de febrero de 2016

Siempre es una fina línea lo que separa aquello que uno por responsabilidad debe hacer de lo que verdaderamente le apetece hacer.

No hay comentarios:

Publicar un comentario