domingo, 14 de febrero de 2016

La máxima expresión del Amor, su esencia poética, es el querer. El Querer es incondicional; se quiere siempre en el tiempo. El que quiere no espera; nunca acaba, no tiene ningún límite. El Querer no requiere condicionantes, simplemente se quiere. Se puede querer o no querer; no hay mitades, no hay unidades ni cantidades.

No hay comentarios:

Publicar un comentario