sábado, 27 de febrero de 2016

27.02.2016... Reflexiones Personales III.

Hoy hace frío. El sol acompaña pero el viento está azotando ese árbol del jardín, que resiste mientras lo veo desde la ventana. La fuerza lo mueve, le hace agachar, pero no cae vencido. Me hace pensar en lo que llegamos a tensar nuestras vidas y en que cuánto más fuertes nos creemos, más frágiles somos.

Terminé en estos días 'Prosas apátridas' de Julio Ramón Ribeyro. Me ha encantado y ya con deseo de sumergirme en sus diarios personales:'La tentación del fracaso'. Este es un libro de apuntes, entre el aforismo, el ensayo filosófico y el diario. Un libro no muy extenso pero fuerte, sabio. 



Acumulo libros sin saber si podré leerlos todos. Últimamente voy de libro en libro como buscando líneas que me hagan sentir y guíen. La última frase de Ribeyro escrita en este libro de apuntes dice que
"La única manera de continuar en vida es manteniendo templada la cuerda de nuestro espíritu, tenso el arco, apuntando hacia el futuro."
Y es verdad. Aunque nos cueste mantener esa tensión y a veces dejemos destensar, incluso sin darnos cuenta, el arco debe estar siempre lo más tenso, como el árbol bien plantado, con unas raíces sanas; es la única forma de que, por muchas tempestades, por muchas humillaciones, nunca llegue a caer partido o arrancado.

Uno no nace pensando que tiene que hacer algo grande en la vida, en su vida. 

Son los años, la experiencia, el caminar,  el que nos va señalando que, si no has estado sentado viéndolas venir, lo que haces es subir y bajar, levantar y caer, pisar mientras te pisan o, simplemente, no dejar de avanzar en ese camino que busca la excelencia en todo lo que crees importante. Dejar algo.

¿Quién no ha pensado alguna vez que, cuando deje este mundo, su mayor deseo será ser recordado?

Las personas que te hayan querido siempre, te recordarán de seguro, pero ¿por qué recordamos a gentes que nunca han significado nada para nosotros? Simplemente porque han dejado una huella, han sido grandes de una u otra manera.

La huella. Una empresa, una biblioteca, una familia, un par de libros, una raíz, unos versos, una forma de ser. La huella te hará vivir siempre.

Feliz noche...

No hay comentarios:

Publicar un comentario