jueves, 28 de enero de 2016

Hoy puede ser un día mágico, pero depende, única y exclusivamente, de cómo veamos las cosas y no de lo que nos viene de fuera. El hecho de despertar ya es un tesoro por descubrir. a partir de ahí cada momento es un regalo si sabemos apreciarlo. Deberíamos aprender a detenernos y contemplar lo que nos rodea, no estar continuamente corriendo sin ser capaces de apreciar nada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario