viernes, 25 de diciembre de 2015

Deberíamos detenernos de vez en cuando y contemplar el camino que vamos recorriendo. Si vamos muy deprisa en busca del objetivo, de llegar a la meta, podemos perdernos momentos que no recuperaremos nunca.

No hay comentarios:

Publicar un comentario