A veces los problemas nos vienen como montañas inclinadas que parecen impracticables. No valen rodeos. Lo mejor es enfrentarse a ellos con prudencia, pero con valentía.

Comentarios

Por si te interesa...

El Mala Budista

15.07.2018... A vueltas con las Decisiones.

Carta sobre la LEALTAD, a un Amigo leal.-

13.07.2018... ¿Poesía...?

08.07.2018... Las preocupaciones.