jueves, 22 de octubre de 2015

El vivir es como las montañas rusas: subes y bajas a gran velocidad sin darte cuenta más que del vértigo que produce. Si te subes no puedes parar porque entonces caes. Y eso es lo que creo, cuando subes a un proyecto, no bajas hasta que termine.

No hay comentarios:

Publicar un comentario