El vivir es como las montañas rusas: subes y bajas a gran velocidad sin darte cuenta más que del vértigo que produce. Si te subes no puedes parar porque entonces caes. Y eso es lo que creo, cuando subes a un proyecto, no bajas hasta que termine.

Comentarios

Por si te interesa...

El Mala Budista

15.07.2018... A vueltas con las Decisiones.

Carta sobre la LEALTAD, a un Amigo leal.-

13.07.2018... ¿Poesía...?

08.07.2018... Las preocupaciones.