lunes, 19 de octubre de 2015

Dice Osho que...

"Es curioso; si eres infeliz, nadie dice nada. Encajas perfectamente dentro de una sociedad infeliz. Pero cuando alguien empieza a bailar en un sitio donde todo el mundo es infeliz, deja de estar en sintonía con el resto...

Es posible que, como mucho, al principio piensen que estás un poco loco, y cuando lo acepten, no tendrás nada que temer. ¿Qué tiene de malo que te llamen loco? En el mundo ha habido locos maravillosos; de hecho, las personas más notables siempre han estado un poco locas, locas a los ojos de la gente.

Su locura se manifestaba en que no estaban tristes, no sufrían, no temían a la muerte, no les preocupaban las insignificancias. Vivían cada momento con totalidad e intensidad, y gracias a eso, su vida se convirtió en una bella flor; estaban llenos de perfume, de amor, de vida, de risa.
Pero, evidentemente, a mucha gente que tienes alrededor esto le duele. No pueden aceptar que lo has conseguido y ellos se lo han perdido. Intentarán hacer que seas infeliz de todas las formas posibles. Sus reproches sólo son un intento de hacerte infeliz, de acabar con tu baile, de quitarte la alegría para que vuelvas al rebaño".

No hay comentarios:

Publicar un comentario