sábado, 3 de octubre de 2015

03.10.2015... A liderarse!

Estos fantásticos días otoñales vienen llenándose de poesía. Uno comienza la mañana cruzando El Retiro caminando mientras el sol va tomando altura reflejado en el lago y simplemente agradece al Eterno poder vivir muchos más momentos así. Son 4 kilómetros perfectos, de Atocha a cerca del final de Velázquez, envuelto en pensamientos y disfrutando del despertar de Madrid.

Una semana en la que he estado reflexionando mucho sobre el liderazgo, sobre proyectos e ideas, sobre reordenarme con lo que más tiene que ver con el liderazgo emocional, el liderazgo personal. 

El tema del liderazgo, fundamentalmente el liderazgo emocional, es algo que me fascina, sobre lo que no dejo de estudiar, hablar y escribir y, como Coach, trato de trasladarlo a las personas que demandan mi ayuda. 




Buena parte de mi vida la he dedicado a liderar equipos de personas, proyectos e ideas y sé de las dificultades. Liderar seres humanos, liderar proyectos, es lo más complicado que existe. Liderar proyectos envueltos en ideales, además, puede ser un imposible sin un compromiso claro. A base de errores o experiencias, profesionales pero, sobre todo, personales (son las que más enseñan) me di cuenta que el primer paso para ser un buen líder es ser capaz, aprender, a liderarte tú mismo.

Para liderar hay que conocer, para liderarte tienes que conocerte, enfrentarte a ti y ser capaz de controlar y dirigir tus emociones hacia donde tu quieres. Decidir por ti.

Hace unos meses cree una marca y proyecto que, casualmente, se llama #liderandoT

Es un proyecto que nace con la idea de formar (seminarios, conferencias) a las personas para aprender a liderarse a sí mismas. Un complemento ideal de los servicios y sesiones que ofrezco como Coach

De quién más se aprende es de las personas. Cada vez lo tengo más claro. Se aprende lo bueno y lo malo, se aprenden las virtudes o las miserias.
Las personas somos un baúl repleto de sorpresas.

Hay que dejarse llevar por el momento, siendo muy conscientes del presente, controlándolo y disfrutando al máximo. Mañana será otro día.

Sigo esa filosofía budista del 'ahora'. Tal vez por eso, a veces, hago cosas que pueden carecer de un sentido estrictamente correcto. Que nuestro momento sea correcto o incorrecto es algo nuestro.

Por eso creo en el liderazgo personal, en no dejar de conocerse uno mismo para así poder trasladarte y mostrarte a los demás.

La base de nuestro éxito está en aprender a liderarnos. Por eso, te animo a dar un primer paso, a ser tú mismo, a comenzar por ti: #liderandoT.

Esta semana la terminaré, mañana, pernoctando en Tenerife. Asisto a unas jornadas sobre buen gobierno de las que hablaré por aquí.

Creo que yo mismo estoy sufriendo uno de esos procesos mentales que en algún momento de la vida es bueno tener. Creemos que nos conocemos, pero no es así. Pensamos que somos de tal modo pero, a la hora de enfrentarnos a la realidad nos damos cuenta de que las decisiones que tomamos no son aquellas con las que soñábamos.

Por eso: lideraT.

No hay comentarios:

Publicar un comentario