jueves, 24 de septiembre de 2015

Todos tenemos tics egoístas. Unos lo reconocen y tratan de corregir; otros viven así toda su triste existencia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario