martes, 11 de agosto de 2015

Si fuésemos capaces de reconocer y valorar todo nuestro potencial llegaríamos más lejos de donde llegamos. Lo que ocurre es que también deberíamos saber a dónde vamos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario