domingo, 26 de julio de 2015

Si de pensar viviésemos, creo que alguno podríamos ganarnos la vida perfectamente. El problema es que últimamente tampoco se paga por pensar. Una pena.

No hay comentarios:

Publicar un comentario