martes, 21 de julio de 2015

Querido hijo...

No juzgues a nadie, no hables mal de nadie. Que de ti no salgan elogios para los demás. Recibirás lo mismo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario