viernes, 3 de julio de 2015

Lecciones de Liderazgo del General Colin Powell.

Colin Powell es un militar, diplomático y político en los Estados Unidos aunque nacido en Jamaica. Fue General del ejército de Estados Unidos y Presidente del Estado Mayor Conjunto durante la guerra del Golfo pasando luego a ser Secretario de Estado durante el gobierno de George W. Bush.

“Los Secretos de Liderazgo de Colin Powell” es un libro fascinante y altamente recomendable.


A continuación las principales lecciones que saqué del libro:

1- El día que el soldado deja de traernos sus problemas es el día en que ya no somos sus líderes, porque ya no confía en que le ayudemos o se convence de que no nos importa. Uno u otro caso serán falla de liderazgo.

El verdadero líder desarrollar una cultura de apertura hacia su organización. No cree en el concepto de buscar ayuda hacia arriba como símbolo de debilidad sino más bien como afirmación de su liderazgo. El verdadero líder es accesible y disponible a la vez que exigente.

2- No dude en desafiar a los profesionales, aun en los terrenos de ellos.

Muchas veces el conocimiento de los expertos y profesionales los lleva a la complacencia y se vuelven perezosos. Nunca sigas ciegamente a alguien. Desarrolla tu propio criterio y desafía sabiamente de ser necesario.

3- Nunca descuide los detalles. Cuando la mente de todos está cansada o distraída, el líder debe estar doblemente alerta.

Ningún líder, por más visionario que sea, se puede considerar por encima de los detalles de ejecución. Muchas grandes ideas han fracasado por una mala ejecución. Un buen líder no puede darse ese lujo.

4- Ni la organización, ni los planes, ni las teorías son las que realmente logran las cosas. El éxito o fracaso depende de la gente. Por ello, sólo atrayendo a los mejores se pueden tener grandes logros.

A medida que la organización crece bien sea porque eres promovido o tu negocio se expande te darás cuenta el valor del buen talento. Por ello, los líderes dedican gran cantidad de tiempo en desarrollar a otros y reclutar sólo a los mejores.

5- El optimismo perpetuo multiplica la fuerza

De la misma manera que el optimismo tiene un efecto multiplicador, también lo tiene la duda y el pesimismo. Escoge el optimismo siempre nutrido de la esperanza  y un pensamiento realista. 

6- El gran líder es un simplificador, que sabe abreviar argumentos, debates, dudas y comunicarse de una manera que todos puedan comprender.

Los líderes saben comunicarse y lo hacen de la manera más simple posible. Su visión y prioridades son claras y no están llenas de palabras de moda. Sus decisiones son directas y sencillas, no dudosas ni ambiguas.

7- Teniendo entre el 40% y 70% de la información, siga la intuición.

Nunca esperes tener el 100% de la información para emprender alguna acción porque siempre llegarás tarde. Evita la “parálisis por análisis”. Muchas veces el posponer para reducir riesgos, en realidad acaba por aumentarlos.

8- Diviértase en su actividad. No corra siempre hacia el agotamiento. Cuando haya ganado un descanso, tómelo e invierta tiempo con su familia.


9- Se manda en soledad.

Sin importar si presides una gran organización o un pequeño equipo, la decisión te toca a ti. Por mucho que trates de alcanzar consenso y una cultura participativa la esencia del liderazgo te forzará a escoger entre alternativas difíciles y ambiguas. Por eso se necesita un líder.

Por eso te necesitan a ti.

No hay comentarios:

Publicar un comentario