lunes, 20 de julio de 2015

20.07.2015... De lunnis!

Si te levantas un lunes como hoy, con la esclava sensación que no se te va,  que todos quieren que seas como no eres, que quieren que te comportes como los que no son tú, mientras el traje se te ha pegado al cuerpo soportando los cerca de 30º C tempranos que se agolpan en un vagón de tren, en el que ya se respira el olor de la vida, entonces lo mejor es que intentes volverte a dormir o, simplemente,  al bajar en Atocha salir corriendo al Retiro y gritar lo más fuerte posible a ver si eres capaz de que alguien te escuche a ti.

Pero no. Es lunes. Comienza la semana y es preferible no pensar, dejar que todo vaya ocurriendo como si nada existiera, como si no supieses que nada puede ocurrir y que la vida es más fácil de lo que parece si no la pensamos.

Y es que tal vez lo que hagamos mal sea eso, pensar.

No sé si llevo cara de lunes o de lunnis.



. . .


La verdad es que todavía a uno le recorren ciertos hormigueos, cuando entra en lugares en los que ha pasado temporadas de su vida entre responsabilidades varias. Es algo así como cuando ves a ese amigo de la infancia o una antigua novia de las que te dejó.  Casi deseas que termine cuanto antes el saludo.

. . .

Mañana será otro día. Acabo de salir a correr por el parque, con una temperatura de 35º que no se va, a un ritmo que me indica que estoy en el peor momento físico.

Mañana será otro día. Parece que no es lunes.


No hay comentarios:

Publicar un comentario