jueves, 18 de junio de 2015

Caminas, vas y vienes buscando quién sabe qué. El tiempo se nos convierte en absurdos momentos mientras deambulamos como aquél que le sobra la vida. Pero la vida es justo eso, aquello que no sobra. 
Sobran las sombras y sobra lo que creemos que no sobra. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario