lunes, 22 de junio de 2015

Cada día me doy más cuenta de que las cosas no ocurren porque sí. Perder el sentido de la realidad y la sensibilidad con las personas es motivo más que suficiente para que te den la espalda aunque te creas el más listo del mundo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario