sábado, 2 de mayo de 2015

Es verdad que la vida son tres días, pero qué gran diferencia hay de vivir los días de una manera a otra. No somos conscientes de que muchas veces, o siempre, depende de nosotros vivir poeticamente los días o envueltos en esos pensamientos negativos que nos trastorna nuestro caminar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario