Dice Robert M. Pirsig que...

"Vamos con tanta prisa la mayor parte del tiempo que nunca tenemos muchas oportunidades de charlar. El resultado es una especie de interminable superficialidad cotidiana, una monotonía que deja a la persona preguntándose, años más tarde, adónde se fue el tiempo y lamentando que se haya ido. Ahora que tenemos algo de tiempo, y lo sabemos, me agradaría ocuparlo conversando con cierta profundidad sobre temas que parecen importantes."

Comentarios

Por si te interesa...

03.06.2018... Los gestos!

El Mala Budista

Carta sobre la LEALTAD, a un Amigo leal.-

17.06.2018... Ataraxia.

27.052018... Reflexiones del Camino VI.