miércoles, 11 de febrero de 2015

Querido hijo...

El éxito es difícil. Tú vives en un mundo de oportunidades y por eso a veces lo difícil es justificar el fracaso.

No hay comentarios:

Publicar un comentario