jueves, 8 de enero de 2015

Es verdad que a veces nosotros mismos nos provocamos creencias que nos limitan y paralizan. Los obstáculos se salvan y lo que no se sabe, se aprende.

No hay comentarios:

Publicar un comentario