domingo, 18 de enero de 2015

Cambiar depende, en primer lugar, de la honradez que tengamos hacia nosotros y luego hacia los demás. No podemos cambiar si nos engañamos constantemente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario