domingo, 14 de diciembre de 2014

Muchas veces parece que uno se levanta pensando que se comerá el mundo. Conforme van pasando las horas, te das cuenta que es el mundo el que termina por comerte a ti.

1 comentario:

  1. Tranquilo, eso no le pasa a nadie, ja,ja,ja. Lo has clavado.

    ResponderEliminar