Muchas veces parece que uno se levanta pensando que se comerá el mundo. Conforme van pasando las horas, te das cuenta que es el mundo el que termina por comerte a ti.

Comentarios

  1. Tranquilo, eso no le pasa a nadie, ja,ja,ja. Lo has clavado.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Por si te interesa...

El Mala Budista

15.07.2018... A vueltas con las Decisiones.

Carta sobre la LEALTAD, a un Amigo leal.-

13.07.2018... ¿Poesía...?

08.07.2018... Las preocupaciones.