viernes, 19 de septiembre de 2014

Querido hijo...

No te rías nunca de los sueños de nadie. Soñar es tener y mantener una ilusión. Tampoco permitas que se rían de los tuyos.

1 comentario:

  1. Anónimo20/9/14 9:08

    Es mejor no reírnos de nada que la Vida nos devuelve la pelota y menos de nadie, y de los sueños muchísimo menos aunque puedan parecer ilógicos, si no tenemos utopía nos moriríamos.

    ResponderEliminar