martes, 30 de septiembre de 2014

30.09.2014... Desde el orden se puede llegar a más...

Me comentaba un amigo hoy, tras el almuerzo, que cualquier proyecto que se emprende puede resultar fácil, o menos difícil, si se cuenta con organización y las ideas ordenadas. A partir de ahí es ir dando pasos, poniéndote objetivos no numerosos, pero sí claros, uno a uno, e ir cumpliéndolos. Si vemos que uno no cuaja, lo mejor es no perder ni el tiempo, ni los esfuerzos, ni el dinero, se aparta, que no abandona, y a por otro. Es verdad, a veces nos proponemos terminar un maratón cuando ni siquiera hemos corrido una carrera popular de 10 kms.



Los días en los que te falta tiempo o es porque lo has perdido y tirado a la basura, o es porque lo has aprovechado al máximo. Estos dos días de final de septiembre, soleados, han sido de los que creo haber aprovechado de principio a fin. Eso sí, creo que he dejado mucho por hacer y por pensar. Pensar, en mi caso, es ordenar ideas y eso es lo que he intentado, en ambos, mientras los concluía correteando por las aceras de Getafe. 

Cerrando proyectos, ordenando y organizando temas de un lado y de otro, conociendo a gentes realmente interesantes y culminando, ayer y hoy, con algo de deporte. Si de algo peco siempre, si puede llamarse defecto -lo que para otros puede ser virtud- es de exceso de exigencia y exceso de orden en mi vida. Pero es que no sé hacerlo de otra manera. Tengo la sensación de que los días están hechos para vivirlos aprochando el tiempo para crear, sea lo que sea; ya tendremos tiempo de descansar. La Fundación, los proyectos creativos, la poesía, el vino, la edición, las camisetas... Mucho, intenso, pero apasionante.

Y apasionante y especial ha sido la persona que he conocido hoy de cerca, compartiendo uno de esos almuerzos enriquecedores, de trabajo, que te hacen dar gracias por el privilegio de hacer, también, lo que te apasiona. 
He tenido la oportunidad de conocer, y valorar todavía más, a Alicia Sánchez Camacho. Me ha parecido una política apasionante, romántica (políticamente hablando) e idealista. Está viviendo, y siendo protagonista, de uno de esos momentos políticos históricos en nuestro país y, en particular, desagradable para su comunidad, Cataluña. Está defendiendo los principios y valores de España, en una comunidad dónde unos quieren tapar sus 'vergüenzas' poniendo en jaque y dividiendo a toda una sociedad. 
No es fácil hacer política, defender el proyecto del Partido Popular, en zonas en las que sabes que como mucho, en tu día a día, conseguirás que no te dejen de votar; lugares en los que es impensable que el Partido Popular llegue a ser la primera fuerza política. A muchos me gustaría ver haciendo política en lugares así. 
Ha sido un almuerzo cercano, interesantísimo, en un día muy importante para España y para esa Cataluña que es España. He aprendido y sentido una situación realmente incómoda para todos los que en esta magnífica región están en contra de esta absurda petición. Creo que a las personas hay que conocerlas y sentirlas antes de opinar de ellas.

Y ahora, antes de cerrar el día, voy a ponerme a preparar un poco mi entervención en la Inauguración del Seminario "Reformas locales en el entorno comparado" que mañana tendrá lugar en la sede del INAP y que ha organizado la Fundación Democracia y Gobierno Local.

Hasta mañana...
                 

No hay comentarios:

Publicar un comentario