viernes, 27 de junio de 2014

Que muchos quieran acabar con uno, es algo normal. Que uno quiera acabar consigo mismo, es de gilipollas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario