jueves, 19 de junio de 2014

Que cierto es que si no somos capaces de controlarnos, no dejamos de cometer errores y los errores terminarán por castigarnos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario