jueves, 12 de junio de 2014

Dice Epicteto que...

"No dependas nunca de la admiración de los demás. No tiene ningún valor. El mérito personal no puede proceder de una fuente externa. No la encontrarás en las relaciones personales, ni en la estima de los demás. Es cosa probada qeu las personas, incluso quienes te quieren, no estarán necesariamente de acuerdo con tus ideas, no te comprenderán ni compartirán tu entusiasmo. ¡Madura! ¡A quién le importa lo que los demás piensen de ti! Crea tu propio mérito..."

2 comentarios:

  1. Emplearé también la palabra "necesariamente" con la que el filósofo griego Epicteto expresa razones propias aunque con ingenio.

    Dice:

    - "No dependas nunca de la admiración de los demás. No tiene ningún valor".
    ¡Valor no absoluto, pero si relativo!, creo yo.

    - "El mérito personal no puede proceder de una fuente externa. No la encontrarás en las relaciones personales, ni en la estima de los demás".
    ¡De ninguna manera, ya que es personal, pero sí pueden influir la estima y las relaciones personales de los demás para su logro!.

    - " Es cosa probada que las personas, incluso quienes te quieren, no estarán necesariamente de acuerdo con tus ideas, no te comprenderán ni compartirán tu entusiasmo":
    ¡En efecto, no necesariamente, eso es de cajón!; mas no siempre la situación exige la aplicación de tal adverbio.

    - "¡Madura! ¡A quién le importa lo que los demás piensen de ti! Crea tu propio mérito...":
    ¡A mí, por ejemplo, de hecho me importa!; Una vez más el filósofo, en mi opinión y no estando yo de acuerdo con ésta, su última frase, se encuentra en las nubes!.

    El Filósofo es extremadamente severo e inflexible en algunas de sus frases por las cuales expresa sus pensamientos -así lo creo-.

    En esta nuestra Sociedad -que entre todos hemos logrado-¬ no somos quienes realmente somos, sino quienes los demás creen que somos! Y es elogiable reconocer y admitir como parte de uno, cuanto lo que de otros, que te aprecian, admiran, estiman, o te quieren, te llega. Ello obliga moralmente a desear hagas, dentro de la moral y concierto, cuanto para tu bien algunos de tí anhelan hagas para el logro del mérito personal.

    La amistad tiene un gran valor y es importante el buen entendimiento mutuo, independientemente de que reconozcas lo que, generalmente, hagas sobre el propio mérito exclusivo propio.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Algo más:

    "No hay que apagar la
    luz del otro
    para lograr que brille
    la nuestra".
    Gandhi.

    ResponderEliminar