domingo, 4 de mayo de 2014

Querido hijo...

No evites los problemas. Enfrentate a ellos y trata de resolverlos de la mejor manera.

No hay comentarios:

Publicar un comentario