domingo, 13 de abril de 2014

Es verdad, en la vida siempre hablarán de nosotros por nuestros errores, nunca de nuestros aciertos. Y es que cuando ostentamos determinadas responsabilidades estamos obligados a acertar y no errar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario