domingo, 27 de abril de 2014

27.04.2014... la Zapatiesta...

Terminar con los domingos es terminar con la vida de una semana. Es ese día,  cuando llega la tarde y comienza a ponerse el sol, en el que si encontramos ese momento de paz tratamos de buscar y rebuscar lo bueno hecho, para desterrar para siempre lo que no nos ha reportado nada más que instantes negativos. Así es, volvemos a ponernos nuevos objetivos semanales con esa intención a veces ilusoria,  de llegar a cumplirlos.

Corrí a solas esta mañana tras comprar la prensa. No me apetecía mucho la soledad en carrera hoy, pero me lance a ese Cerro de los Ángeles inmenso, que brillaba mirando Madrid. Me sirvió para pensar, para intentar ordenar y reflexionar sobre esas cuestiones que vienen merodeando en mi cabeza y que unas veces me preocupan más y otras menos. De correr 15 km en solitario, durante algo más de una hora,  siempre se saca mucho positivo. La cabeza se llena de pensamientos a cada zancada y, cuando terminas, cuando llegas a casa, te da la sensación de haber limpiado todo lo malo.

Y qué mejor después, una vez duchado, limpio, que repasar la prensa bajo ese agradable sol que hoy nos ha querido acompañar muy tímidamente.  La canonización de los dos Papas ocupa las primeras páginas de casi todos los periódicos, en prioridad, gracias a Dios, a esa pre Campaña electoral que ya viene haciéndose notar.



Me ha resultado especialmente curioso, y no porque sea de un partido contrario al mío, ver a Zapatero sonreír en algunas fotos en las que aparece, sobre un escenario, mientras entre risas otros aplauden, parece, sus chascarrillos o comentarios no sé si mas o menos graciosos. He tenido  la sensación de que lo que hacía el ex Presidente del Gobierno es reírse, descojonarse, de todos los españoles pero, fundamentalmente, de todos los que dejó 'socialmente' hundidos: jóvenes  sin futuro, familias rotas por el desempleo... 
¿Cómo es posible que le sigan paseando como si nada? No voy a entrar a valorar hoy aquí las propuestas de su partido,  el PSOE, que más allá de descalificaciones no escucho muchas ni constructivas ni positivas; tampoco lo voy a hacer hoy con las de mi partido, tiempo tengo.  Sí creo que, al menos, debo resaltar que este señor que fue, con su mal hacer, responsable de que nuestro país casi tenga que ser 'rescatado' cuando abandonó,  o perdón,  cuando los ciudadanos le hicieron abandonar el gobierno, no debería tener el mal gusto de pasearse ahora como gurú de no se que políticas.
Me cuesta mucho pensar que alguien, a día de hoy, no sepa, por ejemplo, que cuando más ha crecido la desigualdad en España ha sido entre los años 2008 a 2011, no es casual que fuera durante los años de gobierno de este señor. Me cuesta pensar que alguien,  a día de hoy, no piense que cuando ve en esas imágenes a los responsables de aquel gobierno, criticando o haciendo propuestas totalmente negativas, no se den cuenta de que les están mintiendo o, como poco, tomando el pelo. Me cuesta creer que alguien les crea, de verdad.

Desde luego no voy a entrar a analizar las encuestas que aparecen en los medios aunque, sinceramente, escuchando o contemplando a algunos,  sí comienzo a creer en la inteligencia ciudadana.
No creo que todo se haya hecho o se esté haciendo bien; pero sí veo que gracias al esfuerzo de todos este país está saliendo del hoyo dónde lo dejaron.
Para algunos comienza la Zapatiesta o el paseo del telonero sonriente Zapatero, de fiesta en fiesta. 
Gobernar no es una fiesta, exige una responsabilidad y, al menos, aquellos que han gobernado de manera irresponsable, deberían quedar en casa.

Yo termino el domingo envuelto en poesía, es más agradable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario