jueves, 27 de febrero de 2014

Las acciones imprudentes no nos aportan nada más que aprender a evitarlas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario