Cuando la vida deja de ser poesía, se pierde.

Comentarios

  1. La mentira era una de las armas empleadas por los fariseos; También hoy, en nuestra Sociedad, se emplea para calentar a las bases de las Izquierdas y que salgan al alboroto callejero.
    A quienes mienten, deberían ondearle las orejas como a la bandera cuando le da el viento; Salvo que se trate de mentiras piadosas. Seguro que muchos llevarían el sombrero tapa orejas de invierno también en verano.
    Un abrazo

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Por si te interesa...

El Mala Budista

17.06.2018... Ataraxia.

Carta sobre la LEALTAD, a un Amigo leal.-

15.07.2018... A vueltas con las Decisiones.

08.07.2018... Las preocupaciones.