miércoles, 29 de enero de 2014

Querido hijo...

Nunca seas menos de lo que puedes ser.

No hay comentarios:

Publicar un comentario