miércoles, 18 de diciembre de 2013

No sería bueno tomar una decisión sin que lleve unido la razón y la emoción; el tanto por ciento de posibilidades de equivocación aumenta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario