martes, 5 de noviembre de 2013

Tu valor está en lo que das, no en lo que recibes.

11 comentarios:

  1. Pues menudo valor tienes tú. Ninguno.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y llevas toda la razón, ninguno. Pero algo reconocerás conmigo, si esto sirve para que alguno como tú desahogue sus miserias y obsesiones por aquí, algo es algo.
      No somos nadie ¿verdad?

      Eliminar
  2. AL comentarista SORPRESA:
    ¿Eres un mal juguetón, o es un defecto tuyo?.
    No tengo ahora tiempo, pero procuraré hoy, tener algunos minutos para decirte algo más.. Tú si que eres menudo elemento. .

    ResponderEliminar
  3. Aquí me tienes nuevamente comentarista SORPRESA.:
    Dije en mi anterior comentario entrar nuevamente para decirte algo más..... ¡No merece la pena!, porque no sería lícito no reconocer que José Luís Moreno con su contestación te lo dice todo.
    ¡Al cuerno contigo, SORPRESA!.

    ResponderEliminar
  4. Creo haces bien en poner filtro exclusivamente a la posible y nuevamente próxima entrada —tercera— del primate hominoideo. p...... h......... no es ofensa. En tal caso es propio de... simplemente una involución.

    ResponderEliminar
  5. Me voy al cuerno a desahogar mis miserias, y me llevo de lectura a este pedazo de poeta para que me acompañe cuando haga popitas.

    ResponderEliminar
  6. Kalikatres Sapientísimus9/11/13 23:13

    A SORPRESA: No invites a nadie a ningún cuerno y menos para desahogar tus numerosas miserias, porque no aceptarán tu maliciosa invitación. Debes saberlo de antemano.
    Un consejo te doy —si lo quieres aceptar—: Come muchas popitas, pero que sean "popitas zero", ya que estas te ayudarán a no engordar más tu mente, pues la tienes sobresaturada de estupideces.

    ResponderEliminar
  7. Tanto leer al poeta me ha llenado la cabeza de estupideces, tienes razón lalikeño.

    ResponderEliminar
  8. Me llama la atención tu palabra lalikeño. ¿Te importaría definínirmela?.
    Gracias

    ResponderEliminar
  9. Con mucho gusto. Ángel Menéndez Menéndez creó como alter ego a Kalikatres, no confundir con Calícrates, y yo a Lalikeño, no confundir con caliqueño.

    ResponderEliminar
  10. Hurgando, revolviendo, rebuscando, registrando, pero más bien y sencillamente buscando... buscando, no has dado con la existencia de la palabra y la das como creada por ti. ¿La dejamos como simplemente una chorrada tuya?.

    ResponderEliminar