Hasta para elegir los momentos de hablar uno debe ser inteligente. Dejarse llevar por emociones o rencores puede llevarnos a cometer errores irreparables o, simplemente, hacer daño a quién menos lo merece.

Comentarios

Por si te interesa...

03.06.2018... Los gestos!

El Mala Budista

Carta sobre la LEALTAD, a un Amigo leal.-

17.06.2018... Ataraxia.

27.052018... Reflexiones del Camino VI.