Creo que todos, en algunos momentos, encontramos en nosotros los ejemplos de lo criticable. Por eso, antes de criticar al resto, examinemosnos.

Comentarios

  1. Llevas toda la razón, pero hemos de permitirnos contestar 'levemente' a quienes se introducen en lugares de otros —que abren al público su blog— para hacer CRÍTICA DESTRUCTIVA de sus escritos o bien atacar, por medio de sus COMENTARIOS OFENSIVOS, al autor.
    No podemos tampoco ponerles tres mejillas, porque solamente tenemos dos; Jesús nos habló de ponerle la otra, y no hay más. Pero aún así, solamente, no es malo dar contestación a los pájaros de cuentas que como tales se comportan, según sea su comportamiento en cada momento. Independientemente de que siempre estemos dispuestos a olvidar si por lo menos se pidieran disculpas.

    ResponderEliminar
  2. Jose: La tercera de las cuatro fotos que presentabas aquí el Miércoles, 7, en la que el Papa Francisco acariciaba a un hombre aquejado de neurofibromatosis, aparece hoy, nueve días después, en el SEMANARIO CATÓLICO DE NFORMACIÓN: 'ALFA Y OMEGA' que adjunta el Diario ABC. Como te digo, es una de unas de las cuatro. No he tenido necesidad de recortar y guardar, pues ya tengo las cuatro tuyas en lugar donde las veo todos los días.
    Gracias y un abrazo.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Por si te interesa...

El Mala Budista

15.07.2018... A vueltas con las Decisiones.

Carta sobre la LEALTAD, a un Amigo leal.-

13.07.2018... ¿Poesía...?

08.07.2018... Las preocupaciones.