sábado, 14 de septiembre de 2013

El esfuerzo común produce frutos y beneficios comunes. La división y el interés particular ralentiza la cosecha.

5 comentarios:

  1. Cierto, por lo que, a veces, ni quedan frutos para muchos.

    ResponderEliminar
  2. DEBEMOS NO OLVIDAR QUE TODOS ESTAMOS DE VISITA EN ESTE MOMENTO Y LUGAR, VINOMOS DE PASO PARA APRENDER, CRECER, AMAR Y DESPUÉS... VOLVER PARA CASA A NUESTRO LUGAR DE ORIGEN.
    POR ELLO, JOSE, DEBERÍAMOS ESTAR OBLIGADOR A RECONOCER LA NECESIDAD DE APLICAR EL ESFUERZO COMÚN DEL QUE HABLAS CONVENCIÉNDONOS DE UNA VEZ POR TODAS DE QUE SOMOS HERMANOS EN EL ORIGEN Y LO SEREMOS EN EL DESTINO.

    ResponderEliminar
  3. Amén. El problema es que se enseña a la gente a no pensar, desde hace mucho, es la dictadura con sonrisa.
    Con tu permiso me quedo por aquí, acabo de descubrir tu blog y me gusta, tengo aquí lecturas atrasadas , que bien!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bienvenido y gracias por tus comentarios. Me pasearé por tu blog.
      Un saludo

      Eliminar
  4. 'VÍNOMOS', 'OBLIGADOR'... No, Jose, en ese momento no estaba borracho, pero sí como se suele decir, en el Limbo.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar