miércoles, 10 de julio de 2013

142.7.13. El silencio es esa medicina natural que nos cura, porque no nos deja huir de nosotros mismos.

1 comentario:

  1. Hablando del silencio:
    ¿A quién no le agrada disfrutar del silencio absoluto?. Tu mencionada medicina natural me hace recordar que, en ciertas ocasiones, cuando visité la Iglesia —de clausura— que hay antes de subir a la más alta —Hermita— del Cerro de los Ángeles. Suele estar sin personas, pues quienes suben al Cerro, más bien van a estar o conocer la Mayor o la de arriba. Bien, como te digo, Jose, me hace recordar que, estando solo, sentado y bien relajado en sus bancos interiores, el silencio era tan palpable que sentía los latidos de mi corazón. Es algo que está fuera del mundanal ruido.
    Si visitas el Cerro, te aconsejo entres y estés unos minutos relajado en el interior. Espero disfrutes de la experiencia que yo tuve entonces en ese lugar.
    Un abrazo

    ResponderEliminar