sábado, 15 de julio de 2017

15.07.2017... Reflexiones de julio...

No creo que la motivación nos llegue siempre de manera externa, la principal motivación para vivir nuestro día a día con ilusión, pasión e intensidad, debe venir de dentro de nosotros.

Termino la semana motivado, aunque cansado. El cansancio, cuando lo obtenemos por ese sentido del trabajo cumplido, no nos pesa.

Va terminando el curso, físicamente sentimos las horas en los días; mentalmente las idas y venidas, los problemas, los obstáculos superados; las heridas de las caídas que van cicatrizando. Uno pretende no bajar el ritmo hasta el final, pero el ritmo va bajando sin darnos cuenta de cómo lo hace.

Vivimos y soñamos sin pensar mucho en el camino que recorremos, tratamos de dejar nuestras huellas para que no queden en el olvido.

Así vamos construyendo castillos que no dejan de crecer hacia ese cielo siempre inmenso, que nos mira en cada despertar, corrigiendo esos pasos en los que podemos tropezar.



Ayer mientras regaba esas tomateras, del pequeño huerto, que con cariño, año a año, siembra mi padre, pensaba en todo esto. Resisten las plantas erguidas, firmes, a estos calores que tratan de hacerlas doblar sobre la tierra. Pero aguantan, aguantan en pie mirando ese sol que en días como el de hoy hace que todos busquemos la sombra. Cuántas veces nos han intentado doblar, bajar la cabeza. Cuántas veces lo intentarán. Ni en los errores ni en los fracasos, ni nada ni nadie, ni en el desaliento. La cabeza, cuando se hacen las cosas con pasión, siempre mirando al frente y la barbilla hacia arriba; solo el GADU, en su momento, cuando así lo estime, nos hará tocar la tierra.

En semanas así, en las que la actividad te lleva en volandas, sin momentos siquiera para el silencio, cuando encuentras ese instante en el que te puedes sentir, acariciando la tierra con el agua, sintiendo como la semilla plantada comienza a dar su fruto, es cuando verdaderamente te llenas de alegría y el sentimiento profundo de seguir, del trabajo cumplido, te motiva para continuar con esa tarea que te has propuesto.

No ha sido esta una semana fácil, han faltado sonrisas y versos, pero me he sentido motivado en el hacer y eso, sinceramente, tiene su respuesta en el resultado. 

A veces debemos buscar la motivación dentro de nosotros, no tratar que nos venga desde fuera. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario