sábado, 1 de julio de 2017

01.07.2017... Tus Metas!

Estos días de atrás me hicieron una entrevista en Radio Nacional, para el programa 'Las Mañanas' de Radio Nacional de España, sobre el Hygge. Inmaculada Palomares,  periodista que me encontró por la red; brujuleando y buceando, llegó al artículo que escribí hace tiempo titulado '¿Hacemos Hygge?' (leer aquí). Me hizo algunas preguntas sobre el significado de este término danés y, ciertamente, sobre la dificultad de llevar a cabo esta práctica en el mundo en el que vivimos.

La entrevista fue divertida y, sinceramente, sirvió para auto cuestionarme sobre diferentes cosas que yo mismo, aunque recomiendo, sé son difíciles de llevar a la práctica. Tal vez porque seamos demasiado cómodos.

Casualmente, también, en estos días preparo (me trae de cabeza) unas clases de Coaching que impartiré en Tarragona la próxima semana en el 'POSTGRADO EN GESTIÓN GERENCIAL LOCAL.
FUNCIÓN DIRECTIVA. DIRECCIÓN PÚBLICA LOCAL.' Vuelvo a repasar,  por ello, los temas que utilizaré, con algo de prisa y ansiedad, recapitulo conceptos que son de extraordinaria necesidad en nuestro día a día, pero que se nos hacen muy difíciles de aplicar.

Podemos llegar a comprender muchas cosas imaginándolas. A veces no es necesario vivir o conocer para entender. Simplemente imaginar nos hace saber.

Lo mejor de nuestras vidas sería ser nuestro propio coach y llevar a rajatabla sus directrices. Preguntar y responder. Eso hacía Sócrates, maestro y pionero del coaching, para saber y conocer.



El coach no dice a nadie lo que tiene que hacer. El coach no trabaja el pasado. El coach trabaja el presente hacia el futuro y siempre con objetivos concretos. Los objetivos, nuestras metas, es lo fundamental en nuestras vidas.

Creemos que sabemos lo que queremos, pero nos vienen las dudas y en ocasiones una fuerza que desconocemos, que nos es otra que nuestros pensamientos, nos paraliza y nos impide caminar hacia delante.

Por eso lo fundamental es crecer interiormente. No es fácil. Ayer lo comentaba y lo repetí varias veces en la entrevista: tener tiempo para estar con nosotros, para nuestro encuentro, es fundamental en nuestro existir y nuestro caminar. Todo requiere esfuerzo, sacrificio e incluso disciplina. Nos costará, nos dolerán los músculos, pero poco a poco comenzaremos a obtener resultados.

Nada importante se consigue desde la comodidad. Siempre hay que arriesgar. El riesgo supone fracasos, ridículos, adversidades, pero también éxitos.

Debemos ponernos metas, metas medibles y realistas. Metas pequeñas y realizables.

Las metas dan sentido a nuestras vidas.

Las metas surgen para lograr un propósito.

Si establecemos metas en nuestras vidas, daremos más valor a aquello que nos beneficia y menos preciaremos lo que no nos sirve para nada.

Los líderes se proponen metas y objetivos.
Los líderes nunca dicen 'no puedo'
Los líderes caminan con energía, con pasos firmes y siempre al frente.
Los líderes tienen una autoestima alta.

Tú eres tu líder. Debemos ser nuestros propios líderes: #liderandoT.

Transforma tus miedos en confianza. 

El objetivo es una herramienta en coaching que define una situación futura a la que queremos llegar.

¿Qué quieres para ti?

Los objetivos nos hacen permanecer centrados.
Nos marcan una dirección.
Nos potencian a la hora de tomar decisiones, arriesgando por lo que queremos.
Nos abren la mente, nos predisponen.
Nos estimulan, nos movilizan.

Las metas nos potencian como persona.

El deseo de alcanzar una meta nos provoca energía. Perseverancia, esfuerzo, constancia, persistencia ante los posibles obstáculos.

El objetio te hace avanzar.

No dejamos de tomar decisiones a lo largo de todo el día. Estas decisiones nos conducen de alguna manera en una u otra dirección.

Los objetivos podemos cambiarlos o cambian a lo largo del camino. Pero es importantísimo tener claro, saber, hacia donde nos dirigimos. En caso contrario seríamos un barco a la deriva.

Claridad, coordenadas, dirección.

Creer en lo que no se ve es un acto de fe y también de valentía. Eso es ir detrás de tu objetivo.

Mi consejo es que escribas tus objetivos en un papel, que hagas un pequeño listado de objetivos a medio y largo plazo.

Nuestras metas son lo que queremos; nuestros proyectos es a lo que nos obligamos.

Nada es imposible. Lucha por aquello que quieres.


Piensa en tus metas en función del éxito que quieras conseguir.

Las metas siempre son un reto, una obligación para salir de nuestra zona de confort. Nuestros objetivos no tienen que ser fáciles, pero tampoco imposibles: equilibrados.

Las metas u objetivos no deben ser abstractos. Una meta abstracta no tiene plan, una concreta sí.

Debemos convertir lo abstracto en concreto.

Ir poco a poco, no ir con ansia.

Las grandes metas hay que trocearlas en pequeños objetivos, pequeñas etapas. Dividir el trabajo te permite tener pequeñas victorias.

Si nos metemos en la boca más de lo que podemos masticar, como pasa a muchos pequeños, lo normal es que nos atragantemos.

Yo prefiero ponerme metas a corto plazo.

Tener objetivos claros no variados y disperso. Apunta a una diana y podrás acertar; apunta a tres dianas y no acertarás ninguna.

Todo comienza en tu cabeza: ¿A dónde vas? A por mi sueño. ¿Dónde ha comenzado? En mi cabeza.


La vida es como un juego, el éxito, ese éxito que para cada uno supone algo distinto, proviene de una combinación de habilidades y motivaciones. La motivación comienza con el establecimiento de metas. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario