martes, 3 de enero de 2017

Al final no queda más remedio que creer en la sensatez de las personas. En el momento que la sensatez se pierde‬, se pierde también el derecho a exigir oportunidades.

No hay comentarios:

Publicar un comentario