viernes, 5 de febrero de 2016

05.02.2016... De libros...

Hay viernes que me gustan especialmente. Son esos en los que termino el trabajo, desconecto y lo dedico a las compras. En mi caso, no suelen ser compras que tengan que ver con ropas o complementos; me dedico a la caza de esos libros que van apareciendo y me interesa adoptarlos para que formen parte de mi saber y, cómo no, de esa cada vez más inmensa biblioteca.


De mi cargamento de hoy no sabría por cual comenzar. Deseaba impaciente tener entre mis manos 'La Flor del Humo. Autobiografía Apócrifa de Gabino Alejandro-Carriedo' de Amador Palacios, que supe de su aparición por mi antiguo compañero y amigo, Jorge Carriedo, hijo del poeta. Me apetece porque creo sentirme parte de ese grupo de poetas malditos, ajenos a formas, rebeldes sin causa o con poca causa.

Algo de novela, literatura, empresa y un libro del que leí una reseña interesantísima y me prendó: 'De cómo tratar con las personas' de Adolph F. Kingge.

Este libro se acaba de editar en España, por primera vez, en una editorial que acaba de nacer: Arpa. Siempre me han atraído este tipo de libros, algo moralistas y sociales. Adolph Freiherr Knigge fue un escritor alemán, masón y miembro fundador de los Iluminati de Baviera. Nació en 1752 y sus escritos siempre abordaron temas sobre la filosofía moral y la defensa de los derechos humanos.

Casualmente, viene al pelo en mi día de hoy, este volumen, que aparenta estar lleno de esa sabiduría perenne que habitaba en la intelectualidad del siglo XVIII, comienza con el siguiente párrafo:

"Vemos a las personas más prudentes y juiciosas dar pasos en la vida cotidiana que nos asombran; comprobamos una y otra vez que hombres con un conocimiento teórico de la naturaleza humana por encima de lo común, caen víctimas de las estafas más burdas; observamos con frecuencia cómo las personas más experimentadas y hábiles emplean los medios menos indicados en los asuntos más simples y se afanan en vano por influir en los demás; y cómo, pese a su gran superioridad mental, dependen a menudo de las necedades ajenas, de las obsesiones y caprichos de mentes más débiles; vemos como se dejan gobernar y maltratar por personas que no poseen ni la mitad de sus habilidades y con las que no se pueden ni comparar; mientras que otras personas, pobres de espíritu y faltas de mérito, logran cosas que el sabio ni siquiera llega a concebir."

Simplemente impresionante.

Mucho que leer y aprender en este fin de semana que comienzamos ya...

No hay comentarios:

Publicar un comentario