viernes, 16 de octubre de 2015

Cuando la vida te avisa de que has traspasado algún límite y tu sigues cómo si nada, el único responsable de la caída eres tú. Si hay avisos lo mejor es poner remedio antes de que sea tarde.

No hay comentarios:

Publicar un comentario