viernes, 11 de septiembre de 2015

11.09.2015... proyectar vida...

Eso de ser optimista cuando, te estás enfrentando a una situación complicada, no es algo fácil. 

Despertarse y constatar que el futuro ha desaparecido es de una dureza infinita. 

- Esta noche -me dice G- soñaba, amigo, que estaba bien; con mis cosas, con el día a día. Soñaba como cualquiera, como siempre he soñado. Despiertas y abres los ojos y en ese instante te sientes vivo. Cuando vas a moverte recibes un hachazo de realidad. Estas tan enfermo que asumes que no te queda vida.



Semana muy intensa. Los proyectos vienen y van, como la vida. Hay que cogerlos y enfrentarse a ellos porque eso es vivir y sin proyectos no hay vida. 

Sólo cuando dejas de vivir, cuando dejas de proyectar, de pensar el momento esculpiendo los instantes del futuro, es cuando dejamos de vivir.

No hay comentarios:

Publicar un comentario