sábado, 5 de septiembre de 2015

05.09.2015... Cerrar y abrir páginas!




Con esta primera página cerraba el curso en mi actual cuaderno. La imagen de Oliver Sacks tumbado en su sillón, en plan descanso, relajado y leyendo un libro.

No hace mucho más de una semana que fallecía a causa de ese maldito cáncer.

Con esa imagen yo quería imaginar un verano descansado, reflexivo y familiar.

Finalmente el verano tuvo sus alteraciones y no fue tan así. Eso de quejarse es una de esas 'virtudes' que portan muchos, no es mi caso. Tuve verano, tuve el privilegio de la compañía de la familia y, las circunstancias e incertidumbres, gracias al Eterno, fueron superadas.

Las páginas se cierran y se abren. Podemos cerrar una, pasarla, y no volver a ella jamás. O podemos quedar mirando siempre la misma, sin avanzar.

Mi inicio del curso laboral, profesional, formal y personal ha sido esta semana. El lunes colocaba esta otra imagen en mi cuaderno: un pájaro volando en libertad. Un pájaro volando, planeando bajo un cielo azul.


No quisiera predestinar nada, no quisiera volver a equivocarme. Uno no elige las imágenes consciente de ese destino, aunque desde luego, cuando las coloco en mi cuaderno, sé que en ese momento tienen un significado.

La de Oliver significaba descanso, paz; la del pájaro el inicio del vuelo, libertad, deseo de cambio, poesía, nuevos proyectos... vida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario