miércoles, 5 de agosto de 2015

Es verdad que una vida puede llegar a ser como una novela tanto como una novela convertirse en la realidad de la vida. Yo siempre preferí convertir en racimos de versos mi vida, y no es fácil.

No hay comentarios:

Publicar un comentario